Blog
/images/banners/bannermastermarketingdigitalfino.jpg

Preinscribete en nuestro Máster y no te quedes sin plazas

Preinscríbete


Lo primero a tener en cuenta son las cuatro claves a la hora de transmitir nuestro mensaje con efectividad: la forma, el lenguaje, la periodicidad y, por encima de todo, el contenido. Y es que no es lo mismo un vídeo que una imagen, una voz en off ronca o aguda, un tono serio o despreocupado, un botón amarillo o uno verde, etc. Debemos conocer a nuestro target y dirigirnos a él de la manera más cercana y empática posible, conectar con nuestro público. También es importante saber exactamente qué queremos transmitir, pues al fin y al cabo, lo que impera en las redes sociales es la emoción: envidia, lástima, felicidad, tranquilidad… Para ello, podemos ayudarnos de listas blancas y negras, es decir, conceptos que podremos usar frente a aquellas palabras que nunca querremos asociar a nuestra marca.

Por otro lado, no debemos poner todos los huevos en la misma cesta. Las plataformas que nos ocupan, por su naturaleza efímera, pueden desaparecer en cualquier momento. Así pues, el contenido de un YouTuber, por ejemplo, debe estar presente en otros sites, a ser posible en una página web propia con un hosting seguro y un dominio que se ajuste a su marca personal. Lo ideal es que toda estrategia en redes cuente con al menos dos planes alternativos, en caso de que la idea original falle.

Otros consejos a tener en cuenta:

•    Usar acortadores de links como Bitly, goo.gl o Sniply.
•    Aprovechar las ventajas de la geolocalización.
•    Explorar nuevas extensiones como Facebook Live.
•    Monitorizar todas nuestras redes y páginas web con herramientas como Metricool, Smartlook, Buffer, Hootsuite, Crazy Egg, Oraquo, Similar Web y, por supuesto, Google Analytics.
•    Analizar el histórico de Trending Topics a la hora de elaborar un plan editorial.
•    Integrar Hashtags semánticamente en los tuits.
•    Usar imágenes cuadradas en Facebook, y evitar incluir enlaces en el texto de la publicación.
•    En Linkedin, cuidar la redacción de nuestra especialidad y la imagen de perfil. Publicar regularmente y aumentar nuestro SSI.


De todos modos, como bien nos dijo Amel, no hay nada seguro ni nada correcto. En este ámbito, la mayoría de las veces estamos ante un proceso de prueba y error, medición de resultados, y nuevos intentos hasta lograr el acierto.

Esto es solo un breve resumen de todo lo que aprendimos. Si queréis saber más sobre Amel y sus últimos descubrimientos en Redes Sociales, echad un vistazo a su web: http://socialmedier.com/

Preinscribete en el Máster y no te quedes sin plaza Preinscripción

Conoce nuestras Redes Sociales

Master Marketing Digital Social Media & Community Manager. Dirección de Marketing Digital. 6ª Edición Título Propio Universidad Complutense de Madrid