Twitter para objetivos: los 10 mandamientos 2/6

Los 10 mandamientos de Twitter 2/6

 

Después del primer post de Twitter para objetivos señalando los primeros pasos estratégicos para tener éxito con esta red social, hablamos ahora de unas normas que nos pueden ser útiles.

Tras las recomendaciones para crear o mejorar tu perfil en Twitter, muchos usuarios comenzarán a seguirte atraídos por esos cambios, como tu nueva foto de perfil o tu experiencia demostrable en tu descripción. Ahora bien, ¿qué hacemos con aquellos que nos siguen? Tienes dos opciones, claro: seguir o no seguir. Puedes plantearte como norma hacer 'follow back' a todos aquellos que te siguen, pero ¿es recomendable? Por otro lado, si no sigues a aquellos que han mostrado interés por ti (si es que ese es el motivo y no conseguir muchos seguidores sin más) puede que se sientan ofendidos porque no lo haces y dejen de seguirte, pero es un riesgo que hay que correr. 

Según nuestro profesor Oscar del Santo, éstas son algunas de las razones por las que muchos practicamos como norma el seguimiento de aquellos que nos siguen:

- Buscamos interactuar y no sólo exponer nuestras ideas.

- Queremos transmitir el mensaje y la impresión de que los demás nos interesan.Tablas con los mandamientos de Twitter

- No vamos de ‘gurús’ ni queremos ser percibidos como tales.

- Damos un uso tanto personal como profesional a Twitter.

- Disfrutamos tanto leyendo y respondiendo a los contenidos de nuestros seguidores como publicando y viralizando nuestros contenidos propios.

- Socializar y hacer networking es una parte integral de nuestra estrategia.

- Encontramos información de interés que de otra forma no nos llegaría.

- Es sencillo dejar de seguir a alguien (e incluso bloquearle si es preciso) si resulta aburrido u ofensivo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos tipos de cuentas en Twitter para no seguirlas como regla general porque podrían traernos repercusiones negativas a nuestra marca personal. Se trata de aquellos perfiles con fotos ofensivas o con mensajes o tuits radicales en lo político o religioso o de mal gusto; aquellos que escriben en un idioma que no entendemos; cuentas que no interactúan y sólo se dedican a hacer promociones o que no han enviado nunca un tuit o incluso aquellas que no han puesto una foto de perfil o una imagen, ya que no sabemos quiénes son.

Está claro que cada uno debe seguir sus propias normas según sus objetivos y experiencia. Y para ayudarte a ello, aquí hay una lista que ha elaborado Oscar del Santo con los 10 mandamientos de Twitter, una guía práctica para contrastar con tu estilo de interacción y ver si coincide.

  1. No aleccionarás públicamente a los demás. Si tienes alguna opinión sobre cómo los demás deberían tener su perfil escribe un post al respecto o envíales un mensaje privado pero no lo menciones públicamente.
  2. No te enzarzarás en debates estériles. Siempre hay fanáticos de algún equipo de fútbol, un partido político o religión, y no es conveniente seguirles el juego en sus discusiones porque da muy mala imagen de nosotros.
  3. Respetarás la libertad de expresión del resto. Todo el mundo tiene derecho a discrepar de las ideas políticas, gustos musicales, afinidades culturales y programas de TV favoritos de los demás.
  4. No aplaudirás comentarios racistas, xenófobos, homófobos y aquellos que atenten contra la dignidad de las personas.
  5. No exigirás respuestas a tus dudas. Cuando haces una pregunta a tuiteros particulares que no son tus amigos, éstos no tienen ninguna obligación ni de responderte ni de solucionar tus problemas.
  6. No exigirás RTs. Si deseas que alguien haga retweets de tus contenidos, por supuesto que los puedes solicitar pero en ningún caso exigir.
  7. Respetarás el estilo de interacción ajeno. En la Tuitosfera existen estilos muy distintos de interacción: desde aquellos que como norma hacen follow-back y responden a cada mensaje a los que no y ambos tienen perfecto derecho a ello.
  8. No copiarás contenidos ajenos. Si otros tuiteros generan un contenido original, tienes la obligación moral si no legal de dar crédito al autor/a de ese contenido respetando la licencia o copyright si lo hubiera si lo publicas en tus espacios web.
  9. No espamearás. El spam es uno de los mayores enemigos de Twitter y usarlo con cualquier excusa y bajo el pretexto que sea es caer muy bajo.
  10. No extenderás falsos rumores. Mentir a sabiendas es inaceptable, degrada la calidad del debate y se volverá contra ti antes de lo que esperas. Si has difundido un mensaje falso por error, discúlpate.

Estos son los consejos de Oscar del Santo publicados en su blog. Y tú, ¿qué estrategias llevas a cabo en Twitter?

 

Preinscribete en el Máster y no te quedes sin plaza Preinscripción

Conoce nuestras Redes Sociales

Master Marketing Digital Social Media & Community Manager. Dirección de Marketing Digital. 6ª Edición Título Propio Universidad Complutense de Madrid