¿Qué es el Storytelling?

Cuenta una historia, disfruta mientras lo haces y convence a la audiencia. En eso consiste la técnica del Storytelling. Llevamos contando historias desde que somos capaces de expresarnos, pero ahora parece que se ha adaptado al mundo empresarial y de la política, ¿por qué? Porque las historias son capaces de atrapar al público y convencerle, ya sea de que compre un producto, vote a un candidato determinado o simplemente de que esté atento a nuestra página web.

Sin embargo, para muchas personas contar este tipo de historias es muy difícil y requiere aprendizaje. Para ello, existen profesionales como Natalia Gómez del Pozuelo que a través de su blog ofrece ideas para hablar en público, entre otras aportaciones.

Pero, ¿por qué una historia? En primer lugar, porque nos gusta más escuchar una historia y, sobre todo, si conocemos a alguno de los protagonistas, que una conferencia, por muy interesante que sea el tema. Estos relatos nos acercan al ponente, le prestamos más atención y hacen que nos relajemos. No tenemos que pensar en nada, solo escuchar y, además, permanecen más tiempo en la memoria. 

Por otro lado, de cualquier tema, objeto, etc. se puede contar una historia: una pinza de la ropa, una diana de dardos, convencer a alguien para que cambie al sociedad, explicar las cosas sencillas de la vida, un CV de manera original... La cuestión es que sea original y personal, para que convenza más a nuestra audiencia. Si nos implicamos en las historias que contamos, el público identifica al protagonista y presta más atención.

Un ejemplo de originalidad se puede ver en el siguiente video, realizado por el alumno del Máster Carlos Jesús Serrano:

  

Sin embargo, sabemos que no a todo el mundo se le da bien contar historias ni hablar en público. Por eso, la audiencia no es capaz de escuchar con atención, ya sea porque no entiende al interlocutor, porque el tema no es el adecuado o por el tono de voz. Uno de los consejos que nos ofrece Natala Gómez del Pozuelo es aprender a combatir los nervios. En muchas ocasiones estamos nerviosos y pensamos que la gente que nos escuchará se dará cuenta, pero en la mayoría de las ocasiones no ocurre así. Nuestro tono de voz no es tan diferente estemos o no nerviosos. Para ello, es recomendable:

- Conocer muy bien de qué vamos a hablar.

- Hacer una pequeña presentación de nosotros y del tema que trataremos.

- No anunciar que estamos nerviosos (no decir frases como "¡ay qué nervios!", "lo siento, es mi primera ponencia", etc.).

- No llevar folios con nuestras anotaciones, ya que no pararán de moverse. Si necesitamos llevar notas, es mejor apuntarlas en pequeñas tarjetas que nos quepan en la mano.

- Sonreír. No hay que dejar una sonrisa permanente en nuestra cara, pero sí para que se vea que parecemos tranquilos y sabemos lo que hacemos. 

 

Una vez nos hemos preparado para evadir el nerviosismo, es hora de convencer a través de Storytelling. Ya hemos comentado cómo debe ser la historia y ahora vamos a ver cómo tenemos que contarla. El post de Natalia Gómez del Pozuelo, Cuenta una historia y convence, puede ser muy útil.

- Lo más importante en una historia es el principio: debe enganchar a quien nos escucha.

- El tono de voz: debemos modularlo y cambiarlo para que no sea monótono. Las mujeres tienden a agudizar su tono de voz, por lo que es recomendable utilizar un micrófono.

- Interactuar con la audiencia: hay que intentar que el público se convierta en protagonista de nuestra historia, bien haciendo que aparezca en algún video (algo más fácil si preparamos la conferencia con tiempo) o haciendo que actúe de alguna manera en la misma presentación. Lo que sí que se debe hacer siempre es mirar a las personas que nos están escuchando. No vale con fijarse en alguien, porque se sentirá observado e incómodo. Tampoco sirve mirar hacia arriba, porque el público se preguntará a quién se dirige.

- El final, contundente. Si la historia termina con una moraleja, tendrá un mayor efecto. Otra solución es lanzar una pregunta a la audiencia o cerrar en círculo, es decir, acabar con alguna frase como con la que hemos empezado.  

 

Tras un par de clases con Natalia Gómez del Pozuelo, nuestros alumnos del Máster aprendieron que son capaces de crear historias a partir de cualquier tema y, sobre todo, que son capaces de convencer y enganchar a la audiencia con ellas. 

Ésta fue la historia de Sara Blázquez Marcos:

 

 

También podéis descargaros los trabajos de otros alumnos un poco más abajo (Download attachments).

 

 

Nota: parte de la información ofrecida en este post se ha obtenido del blog de Natalia Gómez del Pozuelo. 

 

 

Preinscribete en el Máster y no te quedes sin plaza Preinscripción

Conoce nuestras Redes Sociales

Master Marketing Digital Social Media & Community Manager. Dirección de Marketing Digital. 6ª Edición Título Propio Universidad Complutense de Madrid